Ilusiones

Compañeros

Todos y cada uno de nosotros necesitamos de las pequeñas, medianas o grandes ilusiones, sueños y anhelos que nos impulsan, revulsivos a los que afianzarnos, puntos de apoyo que se tornan necesarios y convenientes.

Sentimos como la magia de esa ilusión nos contagia, nos motiva y nos catapulta. Esa magia es capaz de cambiar nuestro estado de ánimo, nuestro parecer, de hacernos ver cuestiones que, sepultadas por el desánimo y la pesadumbre, enterramos y sepultamos en nuestro olvido.

Proyectar un viaje, aprovechar las vacaciones para leer aquel libro que un día arrimamos, hacer aquellos arreglos en casa que se nos hacían tan pesados y a los que nunca estuvimos dispuestos a canjear por algún fin de semana, salir a cenar, disfrutar de las deseadas vacaciones, tantas y tantas ilusiones que cada uno podemos tener, recargas de nuestra energía que vamos empeñando en nuestro camino, desgastes que debemos reparar.  

La magia de los sueños, de las ilusiones que al fin podemos convertir en realidad nos sirven para crear nuevos sueños e ilusiones, para impulsarnos hasta el siguiente, para mitigar el cansancio, la fatiga que cada día intenta hacernos su presa y huir, evadirnos y olvidar.

Los sueños e ilusiones no tienen por que ser grandiosos ni espectaculares, simplemente serán lo importantes que queramos hacerlos nosotros y, en gran medida, dependerán de la alegría, el interés y las ganas que tengamos en convertirlos en realidad, en incorporarlos a nuestros logros, a nuestras victorias y transformarlos en fuente de inspiración.

El tiempo es el soporte en donde nuestros sueños se sustentan, lo único que debemos hacer es aprovecharlo, estirarlo y mimarlo, si lo sabemos cuidar y arrullar, este nos sorprenderá con el dilatar de su medida, cuando aprendemos a ser compañero de viaje, descubriremos nuevas dimensiones, huecos escondidos que surgen y aparecen, rincones que no apreciamos cuando pasamos rápida y velozmente sobre los minutos de nuestro reloj, cuando lo importante no es el tiempo sino lo que hacemos con el, cuando convertimos los minutos en lanzadera, en herramienta de trabajo y no en compañero y amigo.

Quizás la magia de la ilusión, de los sueños radique en nosotros, en nuestra capacidad de creación, en nuestras ganas de motivación, en la fuerza que le demos a nuestra vida, en la energía con la que caminemos y en la alegría con la que afrontemos nuestros problemas, nuestras preocupaciones y nuestras responsabilidades, pues son ellas las que nos hacen crear estas ilusiones, estas vías de escape y evasión.

Anuncios

2 comentarios en “Ilusiones

  1. Me ha encantado…estoy totalmente de acuerdo contigo. Sigue aprovechando tu dia a dia en cultivar esta faceta tuya que ha empezado tan bien y me ha sorprendido gratamente!!!

    Besitos!

  2. Muchas gracias Alba por tu opinión, espero seguir en la misma línea de inspiración, para ello lo único que hace falta es tener el alma serena y las ideas bien claras de lo que vemos, de lo que sentimos y sobre todo, querer compartirlo de forma sincera y honesta.

    Un beso 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s