Sosiego

 

daisies.jpg

 

En más ocasiones de las debidas, al mirar a nuestro alrededor, nos reconocemos presa de nuestras preocupaciones, de nuestro afán por estrangular el tiempo, por acelerar un ritmo cuya medida creemos dominar, sin caer en la cuenta de que el tiempo transcurre de manera tranquila y sosegada, serena y pausadamente, somos nosotros los que con nuestra actitud precipitamos dicha pauta, desperdiciando instantes irrecuperables de nuestra propia vida, momentos que no volverán, caricias de tiempo que tropiezan en nuestra propia coraza.

 Normalmente el causante de esta distorsión suele ser el trabajo, el querer embutir en cada minuto el máximo de tareas posibles, el procurar cumplir con el máximo de objetivos en el mínimo tiempo posibles, sin ser conscientes de que con ello estamos cayendo en nuestra propia trampa, esa trampa tan cotidiana como peligrosa a la que denominamos estrés. 

Lo más preocupante de todo esto es que, por estas circunstancias, llegamos a mutar nuestra realidad y nos disfrazamos de alguien extraño, de un ser “poseído”, de alguien desconocido y ajeno a nuestra normalidad, afectando a quienes tenemos a nuestro alrededor, generando en ellos unas situaciones desencadenadas por nuestra propia torpeza, por nuestra inercia y que debemos detener cuanto antes. 

No deberíamos de olvidar que el tiempo es el tesoro más valioso del que disponemos, una fuente de riqueza inagotable, amigo de sus amigos y compañero fiel de quienes lo aprecian y valoran en su justa medida, pero para bien o para mal, esta riqueza se agotará, perecerá y no podremos volver a disfrutar de ella, por ello debemos aprender a disfrutar cada uno de sus rincones, de cada bocanada de su aliento, de cada caricia que ese tiempo nos desee regalar, sin perderlo ni derrocharlo, sabiendo evitar esas circunstancias que a todos nos afectan e incomodan. 

Que claro se ve todo cuando nos despojamos de corazas y escudos que nos desvirtúan la realidad, cuando queremos ver, cuando afrontamos los problemas de cara, de forma valiente y serena, pues es esa serenidad, esa tranquilidad nuestra mejor arma contra todo aquello que acecha y nos pretende emboscar. 

He querido buscar un hueco en mi tiempo libre, un huequito tranquilo y sosegado en el que poder exteriorizar mis preocupaciones, un momento de paz para serenarme y reflexionar, un instante en la madrugada, cuando todo calla, cuando el tiempo parece más extenso y nos encontramos con nuestros pensamientos más sinceros y personales, cuando nos acompaña la magia de la noche, escuchando buena música y queriendo ser cada día un poco mejor que el anterior, intentando corregir errores, intentando enmendar situaciones reprochables y, sobre todo, sintiéndome en paz con migo para poder compartir esta tranquilidad con aquellos a los que quiero y aprecio. 

A veces es necesario pararnos, pensar, reflexionar y reaccionar, corregir el rumbo y reemprender el camino, con nuevas ilusiones, habiendo sido capaz de reencontrarte a ti mismo y valorar de forma justa la realidad. 

Ya va siendo hora de irse a dormir, mañana comenzará un nuevo día, una nueva oportunidad de demostrar que seremos merecedores de nuestro más preciado tesoro.

Anuncios

2 comentarios en “Sosiego

  1. Me alegra ver que sigues publicando tus exquisitas reflexiones…

    Un coordial Saludo José Julio!

    Josep Alemany

    PS: Por cierto, la imagen de las flores sale muy cuadriculada (no se si es un efecto buscado o es que la imagen no se cargó bien).

  2. Hola Jose , me ha gustado mucho. Pero creo que podrias ser un poco más ariesgado y transversal con los argumentos. Prefiero el que que publicaste el 30 de dieciembre; sobre todo lo del tiquet regalo. Un saludo y ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s