Navidad

p1070029.jpg

La Navidad, para muchos tiempo de melancolía, de recuerdos, para otros tiempo de ilusión, de alegría, de reencuentro, de tradición, pero tanto para unos como para otros una época del año diferente, única y especial.  

Quizás la magia de la Navidad radica en que dejamos volar la imaginación, construimos entre todos y durante unos días una realidad diferente, más afable, más humana, dejamos que afloren sentimientos olvidados, sensaciones reservadas sólo para esta época, nos volvemos más amables y pacientes, abrimos un paréntesis en nuestro ritmo trepidante y veloz y ralentizamos el tiempo.

  

Disponemos de tiempo para conversar, para observar la huella que el tiempo nos va dejando Navidad tras Navidad,  para disfrutar de la compañía de nuestros seres más queridos y añoramos épocas pasadas.

  Por otra parte, somos presa de las carreras por encontrar un no se el qué, un algo que nos sirva para justificar un hecho que hemos convertido en obligación. Regalar se ha transformado en cambiar un dinero por algo al que acompañamos con una excusa que llamamos ticket regalo, algo que desluce su principal razón de ser, ilusionar, agradar y satisfacer a quien vamos a regalar.  Muchas veces nos preocupamos de encontrar y no de buscar, de acabar y no de pensar, no nos damos cuenta que lo importante es la ilusión y el cariño con el que hacemos las cosas, no en lo lucido y caro que pueden llagar a ser estos presentes.  ¿Tendremos la habilidad de olvidarnos de lo importante y darle importancia a lo trivial?¿Habremos invertido la realidad acomodándola a nuestra conveniencia?  Quizás deberíamos recuperar la ilusión y la alegría de quienes ansiosamente esperan con nerviosismo la noche más mágica, la noche más larga, la noche de Reyes. Contagiados por estas sensaciones vemos como la sencillez, la simpleza y la claridad de los niños nos hacen ver la realidad, aquella que complicamos y enredamos con nuestras actitudes y egoísmos.  Tal vez la Navidad sea un buen momento para enmendarnos, para corregir nuestro rumbo, para orientar nuestros esfuerzos y dilatar su influencia durante más tiempo, sin que veamos encasillado su espíritu a unos pocos días del año.

Anuncios

Un comentario en “Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s